El Método Montessori, ¿Cómo adaptarlo a la decoración?

montessori-decor

El Método Montessori, ¿Cómo adaptarlo a la decoración?

El Método Montessori es un método pedagógico mediante el cual se adapta el entorno de aprendizaje del niño a su nivel de desarrollo. La educadora italiana María Montessori, desarrolló este método a finales del Siglo XIX y principios del XX en su libro El Método Montessori (1912).

Este método se ha llevado hoy en día hacia la decoración infantil, y está revolucionando el día a día de los padres. Cada día es más común que éstos pidan una decoración infantil acorde a este método, y es por ello por lo que en este artículo os vamos a dar las 5 claves para decorar una habitación infantil siguiendo el método Montessori.

¿Qué es exactamente el Método Montessori?

Las base principal de este método pedagógico es que lo que le ocurre a un niño entre los 0 y 6 años, determinará su vida posterior, y por tanto es de gran importancia que durante esos primeros años ayudemos al niño a estar lo más estimulado posible para mejorar su desarrollo.

Su dormitorio es sin duda una pieza clave, de tal manera que cuanta más autonomía tenga y más libertad de movimiento, mejor será su desarrollo. Los más pequeños necesitan un espacio estructurado, relajado y experimental para poder crecer de la mejor manera posible y sentirse libres.

5 claves para una decoración infantil Montessori

Crea estímulos artísticos

La mejor manera de estimular a un niño es crear un ambiente bueno y bien decorado, especialmente si es con fotografías, obras de arte, láminas de dibujos… por supuesto colocándolas a una altura accesible para que puedan verlas, analizarlas, y en definitiva, disfrutarlas.

Utiliza espejos en la decoración

Decorar con espejos es una buena forma de acostumbrar a los niños a su propio reflejo, a su propia imagen. De esta forma sacian su necesidad de investigar y de verse a sí mismos. Es verdad que no necesitan un espejo para verse cuando se visten, pero en referencia al método Montessori es una muy buena idea colocar alguno a modo de diversión para ellos.

Dale a los colores la importancia que tienen

Una paleta de colores suave será la idónea, creará un ambiente relajado y tranquilo para el crecimiento del niño y sus momentos de juego. Los colores siempre son importantes, pero cuando hablamos del desarrollo de un niño pequeño, resultan fundamentales, y es importantísimo escoger unos buenos colores bien combinados que creen el ambiente que buscas en su dormitorio.

Todo debe estar a su alcance

Para garantizar la independencia y libertad de los pequeños, todo el mobiliario infantil debe estar a su altura. De esta forma irán aprendiendo a ser autónomos, vestirse, a que cada cosa tiene su lugar… y podrán ayudar antes en tareas del hogar o hacer sus propias tareas. Una idea muy buena es colocar un perchero a su altura para que dejen el albornoz de la ducha, la bata de estar en casa… etc.

Elimina las barreras

Una buena idea para evitar barreras y obstáculos, es colocar el colchón directamente a ras de suelo, o al menos muy poco elevado. Cuantas menos barreras haya en la habitación de nuestro hijo, más fácil será su desarrollo y más libres se sentirán para entrar, salir, y moverse en general sin peligro de caerse y hacerse daño.

Así que ya sabes, si te llama la atención el Método Montessori y quieres crear un espacio idóneo para tu hijo, no dudes en contactar con nosotros y te ayudaremos en la elección del mobiliario, colores, decoración infantil, y todo lo necesario para conseguir el ambiente perfecto para un niño.

Fotos: Estudio9m2 y Pinterest

Comentarios recientes
    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
    Privacidad